Orientaciones para un comentario de texto

Objetivos del Comentario de texto

  • Fijar con precisión lo que el texto dice.
  • Dar razón de cómo lo dice, explicarlo.

Lo que no es una explicación de textos

Paráfrasis: se llama paráfrasis a un comentario amplificado en torno a lo que un texto dice, un ejercicio realizado así no es una explicación, sino mera palabrería.

El texto no es un pretexto para exponer conocimientos que no sirven para iluminar el texto.

¿Qué es una explicación de textos?

Hacer una explicación de un texto es exponer con nuestras propias palabras lo que el autor de dicho texto dice y de cómo lo dice.
Nos debemos preocupar de entender el texto en su conjunto.
No hay un comentario único: serán buenas todas las explicaciones que razonadamente establezcan una relación clara y ordenada entre las ideas que mejor expresan el tema del texto.

Orden del comentario

Lectura atenta del texto.
Esta lectura incluye además una lectura explorativa del texto en la cual es importante subrayar aquellas ideas que resumen mejor el contenido para comprender el texto.

Localización.
Localizar es, como define el Diccionario, “fijar el lugar de una cosa”. Por tanto, localizar un texto consiste en precisar qué lugar ocupa el texto dentro de la actualidad (si es un artículo de prensa), dentro de la historia (si es un fragmento de una obra histórica), dentro de la ciencia (si es un texto científico), etcétera.

Determinación del tema.
Determinar el tema nos servirá para poder encaminar el texto y para darle un título. Se ha de distinguir entre asunto y tema. El asunto es el argumento del texto, es decir, se trata de una reducción del pasaje, de una breve narración de lo que ese texto narra más exactamente. El tema es la idea general del texto. La definición del tema ha de ser clara, breve y exacta (sin falta o sobra de elementos, ya que hay que cuidar de no entrar en él rasgos episódicos que pertenecen al asunto).

Si tenemos que emplear muchas palabras para definir el tema, hay que desconfiar: lo posible es que no hayamos acertado.

El tema se fija disminuyendo al mínimo posible los elementos del asunto, y reduciendo éste a nociones o conceptos generales.

Conclusión

La conclusión es un balance de nuestras observaciones, que ahora reducimos a sus líneas generales. Y es también una impresión personal.

En la conclusión debemos atar, reducir a líneas comunes, los resultados obtenidos en nuestro análisis. No se trata de sumar dichos datos, en una farragosa enumeración, sino de resaltar un rasgo común. La conclusión debe acabar con una opinión sincera sobre el fragmento.

Al presionar: infórmate ahora, está aceptando
expresamente el aviso legal de Casvaltur, S.L.

No se admiten más comentarios