Adquisición y pérdida de la condición de funcionario

La condición de funcionario se adquiere mediante el cumplimiento sucesivo de los siguientes requisitos:

a) Superar los procesos selectivos.

b) Ser nombrado por la autoridad competente.

c) Jurar o prometer cumplir las leyes vigentes en el cumplimiento de las funciones que le sean atribuidas.

d) Tomar posesión del lugar de trabajo en el plazo reglamentario (que generalmente es de un mes).

La condición de funcionario se pierde en los siguientes casos:

a) Por renuncia escrita del interesado. Este hecho permite un nuevo ingreso al cuerpo de funcionarios.

b) Como consecuencia de una sanción disciplinaria que suponga la separación del servicio. Esto tiene carácter definitivo, es decir, no se puede volver a ser funcionario.

c) Por inhabilitación absoluta o especial para un cargo público.

d) Por pérdida de la ciudadanía española (o correspondientes).

e) Por jubilación forzosa o voluntaria.

f) Por defunción.

Al presionar: infórmate ahora, está aceptando
expresamente el aviso legal de Casvaltur, S.L.

No se admiten más comentarios